headerphoto

Los movimientos migratorios en Benalup-Casas Viejas. Válvula de escape y soplo de aire fresco. La crisis actual. 32


Pero en el 2007 la crisis mundial afecta de forma especial a un pueblo como este que había basado todo su crecimiento en la construcción. Acaso porque veníamos de un periodo en el que se sentía la necesidad de crecer, porque estábamos situados en la cola del desarrollo regional y nacional, aprovechamos una serie de impulsos externos que nos hicieron tener un crecimiento exponencial y descomunal. Nadamos, pero no guardamos la ropa.




Y de fuera nos vino el crecimiento y de allí nos vino la crisis. Y esos factores exógenos nos han hecho más vulnerables a la recesión. En cuatro años hemos triplicado las cifras de paro, en enero de 2007 había quinientos parados y en el mismo mes de 2011 más de mil quinientos. Sabemos que el modelo basado en una explotación irracional de los recursos y en la opción del trabajo foráneo ya no vale para las circunstancias actuales. Pero no conocemos en que va a consistir el cambio, por cuál va a ser sustituido. Se intuye que la opción de la sociedad del conocimiento, los recursos endógenos y la sostenibilidad deben ser las bases angulares del futuro crecimiento. 


Como se ve claramente en las gráficas sobre el paro, 2013 fue el peor año, pero a partir de ese verano los datos del paro han bajado progresivamente, teniendo en la actualidad 1100 parados, los mismos que en 2007. Ello indica que aunque no podamos tirar las campanas al vuelo hemos salido prácticamente de la crisis. El sector agrario ha contribuido con las empresas de las Lomas y sobre todo Bio ha generar empleo, la construcción, aunque no ha vuelto a los niveles de antes, se ha recuperado y, sobre todo, el sector servicios se ha erigido como el sector más importante de los tres, desbancando a la construcción. Este cambio ha sido la gran consecuencia de la crisis. No olvidemos que esta etimológicamente significa cambio. 



Con la crisis económica han vuelto las idas en la población benalupense. A finales del siglo XX España dejo de ser un país de emigrantes para convertirse en uno de inmigrantes. En benalup belgas, franceses, africanos, chinos, argentinos... volvieron a convertir el pueblo en otra torre de Babel. La crisis de 2007 cortó la tendencia y en la actualidad vuelve la emigración, pero ahora la mayoría son jóvenes muy bien cualificados que buscan trabajos en economías más estables como la alemana, inglesa, francesa, belga, suiza....el problema es que se corre el riesgo de vaciar  la base científica y cultural creada durante décadas con tanto esfuerzo... Los datos actuales de la población indica lo mismo que con el paro. La merma de población se ha detenido y nos hemos estabilizado en torno a los 7.000. Es muy probable que a partir de ahora vuelva a crecer la población benalupense. Por tanto, las dos gráficas evidencian que lo peor ha pasado y estamos saliendo de la crisis. Lo que cabe esperar es que aprendamos de los errores anteriores y como los burros no pisemos la misma piedra dos veces. La sociedad del conocimiento, el desarrollo endógeno y el desarrollo sostenible en torno a la diversificación y multifuncionalización del mundo rural son los indicadores que la UE marca para fijar la población  en su medio.