headerphoto

El truhan


Cuando me pongo a escribir sobre las agrupaciones del carnaval de Benalup-Casas Viejas lo hago desde la humildad del que sabe que no es un experto en el tema y que lo que pretendo es fomentar este tipo de manifestación popular, por eso me centro en los aspectos más positivo.


También me gusta buscar el hilo conductor del grupo; en este caso le he encontrado dos. Por un lado la dualidad, por otro lado la crítica al político. Las claves las he encontrado en la magnífica portada del libreto. Allí los ves en Londres, vestidos de truhanes unos con chalecos rojos y chaquetas marrones y otros con chalecos marrones y chaquetas azules. Me cuenta Diego que lo de los dos trajes se le ocurrió viendo la película Oliver Twist, esa gran novela de Dickens que es una crítica feroz a la Inglaterra victoriana, a la que esta España nuestra del bipartidismo y neorestauración se parece tanto. También se ve la mezcla en la procedencia de los componentes; del Puerto, de Barbate, de Medina, de Casas Viejas… 




Dualidad también se manifiesta en los autores de las letras. Por un lado Alonso Ortega y por otro Paco Puerto, en el interior del libreto te percatas que han llegado al acuerdo de firmar sus respectivos pasodobles y cuplets, se nota que la dirección es Diego Carbonero. Lo mismo que se nota que la música es de Paco Puerto, uno de los mejores de B-CV en esta parcela. Por cierto es unánime el comentario de que este año han mejorado en afinación.  Paso la primera página y me encuentro que la comparsa está dedicada al Chispa. Todo el mundo del carnaval es emotivo, la comparsa aún más y los grupos de Diego pues lo siguiente. A mí me parece un gran acierto que abras el libreto y te encuentres que la comparsa está dedicada al Chispas. Hay mismo te explican el tipo: “Que no te contagien con sus vanidades/que no te aconsejen con medias verdades/que en el fondo van de borregos/pero son truhanes…” Estos dos últimos versos los volveremos a leer luego en el popurrit. 




Es la dualidad de la que hablaba al principio van corderos, pero son lobos estos políticos a los que ellos critican. Como es obvio utilizan la presentación para explicar su tipo. Y aunque acusan a España de ser objeto de corrupción y robo, terminan con un significativo, bipolar y sorprendente “mi paraíso”. Luego vienen cinco pasodobles; dos de Paco Puerto y otros tres de Alonso Ortega. Los de Paco van sobre el booling y el toreo. Los remata con un triste final en el primero y con una crítica a los antitaurinos en el segundo. Los de Alonso van sobre las madres, el piropo a Casas Viejas (que al igual que el ha escrito para la chirigota infantil me ha encantado) y otro en el que agradece a la comparsa la gran acogida que ha tenido en ella por parte de sus componentes. Está en el ADN de este pueblo, es una de sus características; lo bien que reciben y tratan al que llega. 



Y llego al popurrit. La verdad es que como el resto de la agrupación me ha vuelto a sorprender. Hay frases que te llegan al alma, hay vida, hay historia y hay, como no podía ser de otro modo; bipolaridad. Se mezcla la política con el amor, el piropo con el insulto y termina repitiendo que en “el fondo van de borregos pero son truhanes”. Al pasar la página te encuentra un cuarto pasodoble de Alonso Ortega sobre la dureza con la que tienen que afrontar la vida las personas que pierden a su compañera/o de toda la vida. A mi me ha gustado mucho este pasodoble, a la comparsa también, porque he visto que es el que más repiten en sus actuaciones, además de que lo explican previamente. Después vienen los cuplés. Uno de Paco Puerto y cinco de Alonso Ortega. El de Paco va sobre su (nuestro) amigo Morfo que está trabajando en Madrid en Donde Lola, restaurante que se ha convertido en lugar de peregrinación para todo benalupense que pase por Madrid. Los de Alonso son de carácter general, sobre la dieta, sobre el negro del whassapp, sobre las guarrerías sexuales, los tatuajes o el doble de Cristiano Ronaldo. Y termina las letras en el libreto con el estribillo. Aquí la dualidad se inclina hacia el piropo a la amada.



Cierra el libreto con la foto de los componentes, lo mismo que empezaban. La bipolaridad y el dualismo continúan. Ves que hay carnavaleros de toda la vida como el Carbonero, Paco Puerto, Landa o el Gato y otros que están empezando como Joselito, Palillo, Dieguito o Chano. En este sentido la tripleta atacante compuesta por Diego, su hijo y el de Paco Puerto es todo un ejemplo paradigmático. Contrasta ver las caras de muchos carnavales de Diego el carbonero, de Alonso Ortega o Paco Puerto con la ilusión y el entusiamos de las del Palillo, Joselito o Dieguito. Yo creo que la mezcla, la dualidad, la bipolaridad, el conflicto…. Siempre es bueno, siempre que se sepa resolver y encauzar adecuadamente. 



Y Diego el carbonero  es mucho Diego y lleva muchos años en estos de los carnavales. Sabe perfectamente que la autoridad es la máxima expresión del orden, basado en cosas naturales, sin coacciones ni violencias, cimentado en la experiencia que da la vida. Los romanos distinguían entre ‘autoritas’ y ‘potestas’, alabando la primera por encima de la segunda, ya que la primera se conquista mediante la adhesión, la persuasión y la convicción del buen ejemplo de alguien sobre otro. La segunda está relacionada con la fuerza y la imposición coercitiva. Me da la impresión que esta comparsa se ha mezclado bien, ha tenido un buen maridaje, un aceptable mestizaje porque se ha impuesto la "autoritas" de Diego, aunque echo de menos más referencias a temas locales.

Un verso
Bajo este esplendor de niebla, lobro entre la muchedumbre

Dos versos
Por la libertad, tu orgullo y tu sangre
te hizo universal

Dos versos
Que en el fondo van de borregos
pero son truhanes

Tres versos
Esta es la historia de este país
que a golpe de masoquismo
sigue prefiriendo mal vivir

Cuatro versos
Existe un tipo de ladrón de poca monta
que entra y sale a diario de prisión
pues su delito es seguir encadenado
a su ignorancia y a su maldita adicción

Cinco versos
Rememore con desprecio el poder la envidia y la fama
las falsas promesas las palabras vanas
la triste mentira vestida de gala
las leyes que atan las bocas que callan
y las libertades más pisoteadas

Cinco versos
Prevaleció la experiencia de los mayores
busquemos algo diferente
algo impresionante que esté de moda
y al final todos terminamos
con Raúl el Morfo donde la Lola