Entradas

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. La represión política 9.

Imagen
En esta atmósfera de agobio, donde era difícil  respirar el mínimo aire de libertad, progresivamente se iba abriendo un flujo emigratorio que en los años sesenta afectó aproximadamente a un tercio de la población. Esa espléndida frase de que somos un pueblo de llegadas y partidas, tiene en el grupo sociológico de los jornaleros su máxima expresión.

Las tradiciones se rebelan. Los lecheros. 45

Imagen
El mundo en torno a la leche local desapareció. Las medidas sanitarias, la globalización, las economías de escala… en definitiva la modernización hizo que las gentes se abastecieran de leche pausterizada y producida industrialmente.

El habla de Benalup-Casas Viejas. Los usos agrarios. El cortijo. 24

Imagen
"Belmonte venía poco por su cortijo, pero cuando lo hacía pasaba revista a todos. Cuando el aperao se enteró de que venía a cazar, reunió a el celaor, el boyero, el porquero, el cocinero, el carpintero de carretas y el resto de los trabajadores del cortijo. Había que darle un encalao al cortijo, arreglar las estancias y poner orden en la sala máquinas".  Hasta los años sesenta la actividad básica fue la agricultura y la ganadería, por ello el cortijo, el centro de las explotaciones agrarias, tuvo una gran importancia. Los dueños no vivían en los cortijos, lo hacían en las ciudades y puntualmente cursaban visita.

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. La represión política. 8

Imagen
El primer franquismo es considerado como una de las épocas más nefastas de la historia de España. En ella coincidió la represión política y la social, los llamados años del hambre. La entrada de hoy va sobre la primera. Como dejó escrito Fernnado Fernán Gómez, en las bicicletas son para el verano, con el fin de la guerra no llegó la paz, sino la victoria.

Las tradiciones se rebelan. Los lecheros.44

Imagen
En la sociedad tradicional el consumo de un alimento tan básico e importante en la dieta occidental como la leche se realizaba en el mercado local. Primero las cabras y luego las vacas suizas locales alimentaban a la población de leche. Esta se vendía en despachos locales o de forma ambulante. Con la modernización se impuso la pausterización ( la leche se trata térmicamente para acabar con los efectos nocivos de los agentes patógenos), la leche de vaca y su adquisición en supermercados. Grandes empresas nacionales se quedan con el mercado y los productores locales y las lecherías desaparecen. En la actualidad hay un cierto repunte de la leche no pausterizada. De todo esto trata este post.

El habla de Benalup-Casas Viejas. Los usos agrarios. Distintos tipos de campesinos.23

Imagen
En la entrada anterior hablamos de los acomodaos y los palomos. En esta lo vamos hacer de los pegujaleros, los peonistas y los gañanes. Todos trabajadores del campo que no se llevaban bien entre ellos, aunque tienen el denominador común de las malas condiciones laborales y de vida. Por eso todos estos términos tomaron connotaciones peyorativas.

Las tradiciones se rebelan. El talabartero. 43

Imagen
Un apartado muy interesante dentro de la serie de Las tradiciones se rebelan la ocupan los oficios tradicionales. Entre ellos ocupa un papel interesante el de talabartero. El guarnicero o talabartero es el artesano que trabaja el cuero o las guarniciones para las caballerías. Una guarnición son los elemento que sirven para sostener la espalda o para proteger las manos o el arreglo de sillas de montar, albardas o aparejos.